Dinámica del Organismo Judicial

Caso Erika Aifán

Las solicitudes constantes de antejuicio contra la jueza Erika Aifán a criterio de analistas se debe a los casos de impacto que lleva, se rumora que desde Mariscal Zabala se organiza la estrategia para debilitar a la juzgadora y que instrumentalizan el caso Comisiones Paralelas 2020 fase I, aprovechando el impacto jurídico y político que tuvo en el Organismo Judicial.  Uno de los grupos más afectados fue la Asociación de Jueces y Magistrados al cual pertenecen una buena cantidad de juzgadores que no pudieron asegurar sus puestos como magistrados debido a ese caso, entre ellos Maynor Motto. Recientemente la presidencia de la Corte Suprema de Justicia dio respaldo económico a este grupo.

Por su parte, Aifán pertenece a la Asociación guatemalteca de jueces por la integridad que se caracteriza por tener como asociados a los juzgadores de los tribunales de mayor riesgo y a Carlos Ruano, quien denunció a Blanca Stalling, entre otros.

Los ataques además de ser legales también son de carácter administrativo, no le proveen los insumos necesarios para el funcionamiento del tribunal, desde disponibilidad de papel o tinta hasta la falta de asignación de personal a vacantes en el juzgado.

Se especula que las recientes solicitudes de antejuicio tiene como finalidad desanimarla a presentar su expediente como candidata a Fiscal General del Ministerio Público, y de hacerlo que ciertos ciudadanos cuestionen su honorabilidad evitando con eso que los comisionados la consideren para integrar la nómina.